INTERVENCIÓN

Obra Nueva

CATEGORÍA

Cambio de uso

LOCALIZACIÓN

Eixample Esquerra, Barcelona

CLIENTE

Eladiet

AREA

6.782 m2

FECHA

2014-15

ESTADO

Finalizado

IMÁGENES
CONCEPTO
Proyectar un edificio de viviendas en el Ensanche de Barcelona más de 150 años después de la aplicación del Plan Cerdà obliga a extremar la reflexión en aquellos aspectos del proyecto que más se alejan de los estereotipos del Eixample. Entre ellos, como se habrá de concebir el edificio para adaptarse a las nuevas necesidades del siglo XXI y al mismo tiempo como sus fachadas deberán dialogar y respetar tantos años de historia. Y esta voluntad aún se hace más compleja al tratarse de la reconversión de un edificio preexistente de oficinas, en viviendas.

En la concepción de las fachadas queremos expresar esta intención reconciliadora. Por un lado, como encontramos en los edificios tradicionales, las dos fachadas tienen su propio carácter; la fachada a calle, más sobria, y sometida a la estricta regulación de la normativa del Eixample utiliza contraventanas correderas de libreto para filtrar la luz y las miradas hacia los grandes balcones interiores que funcionan de espacio intermedio entre la dureza de la calle y el interior de la vivienda; la fachada al patio de manzana, con un carácter más doméstico, recupera las persianas tradicionales de madera en las galerías y el verde barcelonés.

Concebido de forma muy alejada de los edificios tradicionales del Eixample, el edificio preexistente es resultado de una época donde se priorizaba la rentabilidad económica, la optimización y máximo aprovechamiento del espacio y la simplicidad y coste constructivo, aunque esto sometiera las condiciones de confort y habitabilidad de los espacios.

Sin embargo, a pesar de este carácter diferenciado, las dos fachadas mantienen un modulaje común y muestran, de la forma más sincera, la estructura pétrea heredada que las compone, marcada por los cantos de pilares y forjados, que estructuran la fachada formando un patrón homogéneo de nichos, el acabado de los que será más o menos opaco según el programa interior.

En este proyecto, leemos estas dos épocas y en buscamos los aspectos que confluyen; manteniendo e incluso enfatizando el orden y expresividad estructural del edificio preexistente pero a la vez recuperando algunos de los elementos que definen los edificios del Ensanche tradicional como las galerías, los elementos salientes y las aberturas verticales.

La volumetría y estructura existente, que se mantiene, la separamos en dos volúmenes, vaciando una gran franja central de medianera a medianera que conformará el núcleo vertical y dos grandes patios que permitirán la ventilación cruzada y aportación de luz natural en dos fachadas de todos los viviendas. Las dos últimas plantas del edificio se retroceden para disminuir la agresividad del edificio existente y favorecer la creación de terrazas.

PLANOS

El programa del edificio, de PB + 9, consiste en 36 viviendas, distribuidas a partir de la planta primera, y un local con ventilación cruzada en planta baja haciendo frente a la calle Viladomat. Se distinguen hasta 5 tipologías de vivienda, todos ellos gozan de ventilación cruzada, con zonas húmedas agrupadas y perimetrales permitiendo que las zonas más vividas se desarrollen aprovechando la máxima amplitud de la fachada principal y entorno a las galerías interiores.